Conoce la casa de la película El Orfanato, en Asturias

©Andrés

¿Quién no ha soñado con acudir, al menos una vez en la vida, al escenario donde se rodó tu película favorita? Muchas veces, por problemas de dinero y distancia, no puedes acceder fácilmente a estos lugares de ensueño y admiración. Pero, en otras ocasiones, están a la vuelta de la esquina y ¡ni siquiera te habías dado cuenta!

Como ya sabes, son muchas las películas españolas que se desarrollan en diferente partes de España, principalmente en la capital, Madrid. Sin embargo, algunas de estas grabaciones que resultaron ser un éxito en taquilla no tienen como escenario principal las calles de la amplia y multitudinaria capital.

Es el caso de una película muy conocida, de nombre El Orfanato, cuya protagonista se trataba de la potente actriz Belén Rueda y, además, fue dirigida por Juan Antonio Bayona. La película se estrenó en 2007 y su aire dramático y de puro suspense atrapó a todos los espectadores desde el primer segundo de emisión.

Aparte de obtener unas cifras de beneficio desorbitadas, recibió importantes premios, como el Goya al mejor guión original o el Goya al Mejor Director Novel, que la catapultaron a la cima de las películas españolas.

El caso es que casi nadie le dio una especial importancia a la ubicación en la que se desarrollaba la cinta. Un ambiente húmedo y oscuro que se encontraba plagado en casi todas las escenas de nubes y escasos rayos de sol, el bravío mar… Detalles que en ocasiones parecen insignificantes pero que le concedieron a la película un mayor grado de dramatismo y oscuridad.

Ahora que te paras a pensarlo, es el tiempo habitual que suele hacer en las regiones del norte de España y sí, estarás en lo correcto. Si buscamos ser más precisos, este filme fue rodado en Asturias, no en toda su duración pero sí en la mayoría.

La villa de Llanes fue la elegida para acoger el drama que estaba por angustiar los corazones de todos los espectadores. Aún más conocida es la casa en la que se grabó la película, que se encuentra a la entrada del precioso pueblo asturiano y que, por supuesto,  podrás visitar si quieres revivir momentos escalofriantes.

Las calles de Llanes también aparecieron en diversos momentos de la película, aunque no zonas muy emblemáticas de la zona, por lo que hacía difícil su reconocimiento si no estabas habituado a caminarlas.

El éxito de la película también hizo que Llanes cobrara vida para muchos cinéfilos que ni se habían dado cuenta de que existía antes de ese momento. Hoy en día, sigues pudiendo acudir a todos los lugares donde fue rodada y experimentar la extraña sensación que te recorre todo el cuerpo. Todo un sueño para los amantes del terror.

Contanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *