Cusco, sinónimo de áreas naturales

En su apuesta por el aprovechamiento sostenible de su patrimonio natural y enorme biodiversidad, la región de Cusco lidera iniciativas para la creación de nuevas áreas naturales protegidas con dos nuevas propuestas referidas al Área de Conservación Regional Ausangate y la Reserva de Biosfera Avireri Vraem.

Su ubicación, los ecosistemas andinos, los servicios de agua permanente y de calidad que ofrece como las lagunas altoandinas y los paisajes relacionados a dicho glaciar, hacen de Ausangate un lugar clave que necesita ser conservado.

En diálogo con la agencia Andina, Atausupa afirmó que la propuesta de Área de Conservación Regional Ausangate incluye territorios comunales de los distritos de Ocongate y Marcapata, en la provincia de Quispicanchi; y los distritos de Pitumarca y Checacupe, en la provincia de Canchis, las cuales desarrollan diversas actividades económicas agrícolas y ganaderas.

Dentro de este territorio se encuentra el cerro Winikunka, llamado también la “montaña arcoíris” o “de siete colores”, que con una altitud de 5,200 metros sobre el nivel del mar, se ha convertido en un atractivo turístico que convoca cada vez más visitantes que quedan maravillados con su impactante belleza natural.

“El complejo de nevados del Ausangate y las áreas cercanas muestran una gran riqueza paisajística, cultural y de biodiversidad. Por dicho motivo las autoridades regionales y locales ven necesaria la conservación de este territorio con un enfoque de desarrollo sostenible que ayudará a reducir el impacto del cambio climático, conservar hermosos paisajes como el apu Ausangate, el cerro Winikunka, el lago de Sibinacocha, entre otros de gran atractivo turístico”, enfatizó.

También permitirá conservar alrededor de 126,000 hectáreas de flora, fauna y diversas actividades económicas existentes, así como proyectos de inversión en el polo turístico como los hoteles en Cusco para el desarrollo sostenible y mejora de la calidad de vida de las poblaciones locales; y proteger aspectos culturales y geográficos de las zonas de Ocongate y Marcapata.

“Ausangate como área de conservación regional será un espacio cuya importancia radica en la conservación de la diversidad biológica, los servicios ecosistémicos y demás valores asociados de interés cultural, paisajístico y científico.
“Estas áreas naturales protegidas se suman a las ya conocidas de Choquequirao y Tres Cañones, así como la Reserva de Biósfera del Manu, reconocida como tal por la Unesco. Para disfrutar estas maravillas naturales será necesario contar con alojamiento en los numerosos hostales en Cusco donde recargar energías será tarea más que sencilla.

Contanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *