República Checa, la soberana de Europa

©Andrés Nieto Porras

La República Checa, también conocida como Chequia, constituye un país soberano sin litoral en la Europa Central, que se caracteriza por su absoluta belleza en cada parte de su territorio.

El arte y la cultura brillan con especial intensidad en este país, ofreciendo un gran número de actividades muy variadas que deberás reservar con antelación, ya que las localidades para estos eventos se terminan rápidamente. Podrás encontrar un paraíso cultural gracias a todos los espectáculos y monumentos que tiene preparados para ti.

Una de las mayores cunas del arte se encuentra en la ciudad de Praga, capital y ciudad más grande del país. En ella no pararás de sorprenderte, no solo por su tamaño, sino por los fantásticos monumentos que alberga. Caminarás por sus amplias y preciosas calles elaboradas con piedra mientras el ruido de los coches es casi imperceptible, dejándote apreciar la verdadera belleza que se refleja en todos sus edificios. El Puente de Carlos V te permitirá atravesar el río Moldava y acceder al castillo, alcanzando una altura impresionante y vislumbrando la ciudad como desde ningún otro punto. El casco histórico de Praga es Patrimonio de la Humanidad desde 1992 y su belleza la convierte en una de las veinte ciudades más visitadas del mundo.

Sin embargo, en la República Checa no solo destaca su capital, hay ciudades como Brno y Ostrava, que siendo de menor tamaño que Praga, tienen un encanto propio. Sus monumentos son magníficos y preciosos, haciendo que cada lugar de este increíble país tenga una belleza singular y te obligue a visitarlos uno por uno.

Si hablamos de bebida típica, este país tiene el mayor consumo medio de cerveza del mundo, por lo que ya sabes qué no debes dejar de probar en tu visita. Su cerveza es la denominada Pilsner, que se exporta a todas partes del mundo y con la que te sentirás como un habitante más de la República Checa. En cuanto a gastronomía, el país es muy similar a Eslovaquia, debido al tiempo que formaron uno solo, por lo que sus comidas típicas suelen ser parecidas, sin destacar ninguna en particular en Chequia.

Déjate cautivar por su arte, su cultura y su inigualable belleza mientras disfrutas de una cerveza artesanal en su Patrimonio Cultural, rodeándote de gente, carros de caballos con turistas y un ambiente ideal para tus próximas vacaciones.  

Contanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *