Planes para una tarde otoñal en pareja desde casa

El otoño es la estación perfecta para quedarse en casa y disfrutarlo acurrucado en el sofá con el clásico plan de sofá y manta. No es que el tiempo no acompañe (todavía queda algún que otro día soleado), es porque todo el ambiente que se crea alrededor del otoño invita a observarlo desde una gran ventana, con aire reflexivo y aprovechando el tiempo y la tranquilidad desde la apacibilidad del hogar, sin la prisa por ocupar el 100% del tiempo del verano ni el estrés del ambiente navideño.

G2J_Twinero_tarde-otoño

El clásico: cine en casa

Hablando de planes en pareja para otoño hay uno infalible y que no podemos dejar pasar: montar una buena sesión cinéfila con la manta bien cerca para abrazarse, chocolate, palomitas y a disfrutar.

Alquila el último gran estreno que te quedaba pendiente, da un buen repaso a tu serie favorita, monta una maratón de alguna de las más conocidas sagas cinéfilas (El Padrino, Star Wars, Los Juegos del Hambre… o como el cine es cosa de dos pero la mujer tiene más voto, incluso Crepúsculo) y disfruta pasando la tarde apaciblemente como si nada de lo que pase fuera importe.

Planificar una gran escapada

Otoño también es tiempo de soñar: ¿Echas de menos aquellas playas vírgenes donde compartisteis tan buenos momentos?, ¿Deseosos de cambiar la manta por una idílica chimenea en una casa rural? Echa mano de las finanzas personales y atrévete a soñar y/o hacer realidad ese planazo que se te pasa por la cabeza.

Portátil en mano, navegad por las páginas de los destinos más exóticos y apetecibles y recordad que en otoño hay varios puentes en los que poder hacer las maletas y escapar por unos días de la rutina.

Una tarde de juegos

¿Cuántos años hace que no montas un puzzle? Este plan que parece tan anodino puede sorprenderte si con unos aperitivos os relajáis montando juntos un puzzle o realizando manualidades.

Si la paciencia no es tu fuerte, un simple parchís puede proporcionar una tarde divertida sin que te lo esperes, pero otros juegos de mesa más de acción harán que las horas pasen y pasen con un plan sorprendente de lo sencillo que resulta y el buen rato que aporta.

Cena romántica a la luz de las velas

¿Cuánto tiempo hace que no cocináis algo realmente elaborado como para considerarlo una cena en condiciones?, ¿Cuánto os gastáis en salir a tomar algo un viernes por la noche? Por el precio de una cena romántica en un buen restaurante podéis elaborar auténticos manjares y regalaros un auténtico festín.

Descorcha tu mejor botella de vino, prepara una mesa con velas y un ambiente cálido y agradable y sin duda disfrutaréis de un gran momento en pareja. Pero no olvides que cocinando también se disfruta por lo que busca la complicidad desde el primer momento en el que comencéis con los preparativos.

Cuatro planes sencillos que nos recuerdan que en ocasiones, pasar un buen momento está a nuestro alcance simplemente compartiendo el tiempo con quien quieres y en el ambiente que quieres. El resto: llueva o haga frío deja de importar.

 

 

Contanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *