Países donde el frío resulta encantador

Normalmente intentamos evitar a la hora de viajar temperaturas extremas, pero hay otras ocasiones en que el paisaje, la vivencia, el entorno y las costumbres nos piden ese toque de frío o calor que hacen tan personal a algunos destinos. De esta forma nadie imagina un viaje combinado por las capitales del Báltico en camiseta corta ni visitar Marruecos a lomos de un dromedario con un abrigo a cuestas.

Centrándonos en el frío, ¿Cuáles son los países donde resulta más encantador?

 g2j_exoticca_aurora

 

Islandia

 

La isla europea más inhóspita nos regala una variedad paisajística sin igual que se nutre del frío como principal atractivo y también con altos contrastes como los que son volcanes que se abren paso entre el hielo o espectaculares geiseres y aguas termales.

La hermosura paisajística de Islandia no acaba mirando hacia su alrededor: si alzamos la mirada al cielo en plena noche veremos las espectaculares auroras boreales: un hermoso e hipnótico espectáculo difícil de olvidar.

 

Países bálticos

 

Estonia, Letonia y Lituania son localizaciones perfectas si queremos apreciar la hermosura de ciudades que se construyeron para refugiarse del frío pero sin los gélidos paisajes más propios del norte.

Cada uno de estos tres países, con tratamiento casi de trillizos pero con peculiaridades que los hacen bien diferentes, esconde rincones espectaculares de los que merecen una o varias visitas: ciudades palaciegas, repletas de coloristas iglesias y con una artesanía singular son alguna de las maravillas que nos esperan en este coqueto rincón del mundo.

 

Norte de Europa

 

El norte de Alemania y Dinamarca se descubre ante nosotros para cautivarnos con su encanto, mucho más pronunciado si tenemos la fortuna de visitarlas en época navideña, cuando despliegan más aún su hermosura ciudades como Copenhague, Hamburgo o Bremen llenándose de mercadillos donde sin duda, visitarlos bien abrigados y con una taza de gluhwein (vino caliente típico que se consume con galletas) multiplican la sensación de ciudades acogedoras.

 

Escandinavia

 

Suecia, Noruega y Finlandia tienen en sus fiordos y en sus no menos espectaculares auroras boreales sus mayores encantos, a los que se les suma el de sus capitales Oslo, Estocolmo y Helsinki y otras ciudades como Gotemburgo o Malmo.

Es también en época navideña cuando, concretamente en el caso de Finlandia, ganan aún más encanto. Hablamos de la región de Laponia, donde reside Papa Noel y donde sus aldeas se preparan para el gran acontecimiento que supone repartir regalos por todo el mundo. Luces, cabañas con chimenea y un ambiente único y familiar hacen del plan un viaje redondo.

 

Rusia

 

Concretamente sus dos perlas: Moscú y San Petersburgo bien merecen una visita, aunque el país de la estepa siberiana despliega otros encantos ocultos en multitud de sus rincones.

Y es que para hacernos una idea de lo encantador que aquí resulta el frío, ¿quién no se imagina portando uno de esos chaquetones con el que rodearse de pelos la cabeza mientras pasea observando maravillas como la Catedral de San Basilio en Moscú o perdiéndonos por los pasillos del Hermitage en San Petersburgo, donde apreciar maravillas de Gauguin, Van Gogh, Velazquez, Da Vinci y otros maestros de la pintura?

Contanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *