El bosque fósil de Punta Pelluco

Formado en la época geológica del pleistoceno de la era cenozoica y testigo de las últimas glaciaciones del planeta, este emblema de la naturaleza, erigido a sólo cinco kilómetro de Puerto Montt, en Chile, se ha convertido en un destino turístico único por su singular relieve.

Perteneciente al grupo de los monumentos nacionales chilenos, dentro de la categoría Santuario de la Naturaleza, el bosque fósil de Punta Pelluco contiene a más de 100 tocones de alerces de distintos diámetros. Vale aclarar, que un tocón es la parte del tronco de un árbol que queda unida a la raíz cuando lo cortan por su base.

Estos restos de alerces fosilizados, no petrificados, aún, se conservan en forma natural, otorgando a sus visitantes un espectáculo original e inimitable. Las raíces de varios metros de profundidad, sobrevivientes a las erupciones volcánicas, todavía dan vida a estos ejemplares de alrededor de 50 mil años de existencia.

La historia cuenta, además, que esta zona fue descrita por primera vez en 1976, luego de que una ruptura tectónica producida por un terremoto registrado en Chile en 1960, dejara al descubierto el bosque, en las orillas de la playa. De hecho, el escenario en todo su esplendor sólo se puede apreciar cuando hay marea baja.

La reserva natural de flora y fauna, protegida por el gobierno chileno, completan la atracción que el lugar otorga para los miles de turistas que la visitan cada año. Para acceder a la zona, muchos de sus visitantes eligen el servicio de rent a car Puerto Montt, con vehículos preparados para las características especiales del camino.

Además, los turistas pueden disfrutar del balneario Pelluco, el más popular y concurrido por los habitantes de la zona. Allí, también, se encuentra un gran despliegue nocturno con discotecas, bares, restaurantes donde se pueden saborear platos típicos y música en vivo.

Por otro lado, la playa de Pelluhuín es mucho más pedregosa, pero sin embargo, cuenta con un paisaje sorprendente, sobre todo al atardecer. En esta playa es donde se encuentra el bosque de alerces fosilizados naturalmente.

Para finalizar, es preciso aclarar, que la ciudad céntrica de Puerto Montt es un lugar bien organizado y de fácil acceso, donde pueden encontrarse una buena variedad de alojamientos, comercios gastronómicos, centros de información turística, entre otros servicios básicos.

Contanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *