Asturias, el reino del Busgosu

El Busgosu, dios astur de los bosques, campa a sus anchas en el 23% del suelo del Principado. El otoño es la mejor estación para visitar sus dominios, cuando los verdes se tornan rojos, ocres y amarillos.

Bosque de Muniellos

Es el más más conocido e importante de Asturias. Situado en el suroccidente asturiano, entre los concejos de Ibias y Cangas del Narcea, fue declarado Reserva Biológica Nacional en el año 1982 y Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Es el mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa. Inmensos robles, hayas, abedules, acebos y tejos conforman este santuario mágico de la naturaleza. Si el Busgosu, la divinidad del bosque en la mitología astur, viviera en alguna parte, sin duda su cueva estaría en este bosque lleno de leyendas.

muniellos3

Entre el follaje se esconden el oso pardo cantábrico, el lobo, el zorro, la ardilla, el urogallo y en sus ríos, la nutria. La necesidad de conservar este pulmón cantábrico obliga a limitar las visitas al bosque de Muniellos a grupos de un máximo de 20 personas al día y previa petición por teléfono (+34 98 527 9100).

Bosque de Lindes

Quirós es un concejo abrupto, casi salvaje, lleno de escarpadas montañas, angostos y verdes valles y hermosos bosques en donde aún se oye el canto del urogallo y es zona de paso para el oso y el rebeco. Lindes es un pueblo pequeño en cuyos alrededores se encuentra una de las zonas boscosas más pintorescas de Asturias: un bosque de acebos.

Bosque de Lindes

Para visitarlo hay que caminar desde este pueblo hacia los Puertos de Agüeria. En esta excursión se pasa previamente por el hayedo de La Vallinona. Para dormir cerca de estos bosques recomendamos el Hotel Valle de Quirós. (tel: +34 98 576 8039) y para degustar los platos de la zona, como el famoso pote de castañas, nada mejor que el Restaurante Casa Jamallo (tel: +34 98 576 8133). Ambos en Bárzana.

Bosque de Peloño

Situado en el concejo de Ponga, es uno de los hayedos mayores de Asturias. Desde el monte de Peloño, si el día lo permite, hay una impresionante vista de los Picos de Europa. Es un bosque milenario dentro del Parque Natural de Redes, que ha sido escenario de cine y lugar apreciado por los cazadores. Entre sus pobladores encontramos osos, lobos y otros más habituales como corzos, rebecos y venados. Además del haya, abundan robles, acebos y árboles de ribera en sus ríos. Para acceder a Peloño hay que llegar al collado del Cabañón entre los pueblos de San Juan de Beleño y Viego.

El bosque es atravesado por caminos y pistas, aunque se recomienda dejar el coche en el collado Les Bedules. La mejor época es el otoño, con un espectáculo cromático único, al que hay que sumar otro auditivo: la berrea de los venados. Se oye fácilmente en las tardes de esta estación, y algunos restaurantes y hoteles de la zona organizan excursiones para presenciarlo. El más completo es el Balneario Hotel La Casona de Las Mestas, en Ponga (tel: +34 98 584 3055)

Contanos tu experiencia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *